18 abr. 2010

Varias cosas


Ya podéis disfrutar del séptimo ejemplar de la Revista Literaria Prosofagia, que como siempre cuenta con excelentes aportaciones de todos los foreros. Para leerla no necesitais más que pinchar en la imagen de arriba. Tengo que confesar que me encanta la portada (el morado es mi color preferido), pero más aún algunos de los artículos que he leído por encima. Especialmente divertido La linea editorial, esa gran desconocida.


Y yo... sigo construyendo. Llevo varios días escupiendo lava y textos, como el volcán Eyjafjallajokull (sí, yo puse la misma cara al intentar leerlo en voz alta). Y, bueno, también he creado una nube espesísima que me impide seguir volando por el momento. Creo que durante los próximos días seguiré sentadita en mi aeropuerto, a la espera de que la cosa se airee. Después, tocará hacer balance de pérdidas, planificación de estrategias y acopio de una o dos toneladas de paciencia...






Y sobre esto, solo puedo decir una cosa: es fantásticamente fantástica. Perfecta para los televisores de aeropuerto en casos de nubes muy, muy densas.

6 comentarios:

  1. Ja,ja... vaya tela, naTTs, ¡qué poco puede hacer el ser humano cuando la Naturaleza le planta cara!, ¡para que luego digan!
    Te noto pizpireta con tus textos e ideas, y eso es bueno, esperemos que de esa erupción literaria se vierta una buena novela, ¿eh?
    Respecto a lo de la maldita línea editorial, creo que muchos de nosotros hemos coincidio en leer el artículo con atención,...je,je.. ¿por qué será? Ah, y por cierto, el autor del artículo está quemadillo, ¿verdad?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Estupendo este número de Prosofagia. Lo leeré hoy, y especialmente el artículo de Félix, que conozco su obra y sé que es un buen escritor.

    Besos!
    Blanca

    ResponderEliminar
  3. ¡Anda qué bien! ¡El número 7! Ahora mismo lo ojeo. La línea editorial es un enigma digno de Iker Jimenez, o más bien del Tío La Vara (a veces)

    Sigue construyendo, y sí, la peli es para echarse a llorar. No nos damos cuenta de lo que tenemos, de dónde vivimos. Hemos de mirar más alrededor nuestro, y recordar que aún respiramos; que aún podemos hacer algo.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Es como para estar quemadillo, Sergio, visto lo visto. Me gustó leer a Félix porque a mi me ocurrió algo bastante parecido. Ver que no he sido la única... en fin, no se lo deseo a nadie.

    Oye, ¡qué palabreja, esa de pizpireta! Me hiciste recurrir a la RAE, jajaja. Ya nunca me acuesto sin aprender algo nuevo.

    En fin, a seguir construyendo. ¡Abrazos!

    ResponderEliminar
  5. Blanca, también tengo pendiente una lectura más profunda de la revista. La verdad es que el artículo de Félix llamaba la atención, probablemente por el propósito que nos une.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  6. Blas, de acuerdito, estas cuestiones entran casi casi en la competencia de Iker Jimenez, quizás lo proximo que se publique en prosofagia sea, a este paso, una entrevista con el susodicho, a ver qué nos cuenta.

    Y sobre la peli... Me quedo con el empeño del protagonista, que no desistía a pesar de los años, y al final se salía con la suya. Como Hemingway...

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar