10 may. 2010

La vida sigue

Después de unos días de terapia intensiva, puedo decir que sí, que la idea de tomarme un descanso fue más que buena excelente. Aunque no he empezado a escribir (y cuando digo escribir, me refiero a ESCRIBIR), la corrección de algunos fragmentos de la novela me ha tenido muy entretenida. Además, ya he pensando en los detalles de la continuación que me atormentaban. ¡¡Y he leido muchísimo!! Tres libros nada menos, La estrella más brillante, de Marian Keyes; Eva Luna, de Isabel Allende, y El Zorro, también de ella (este aun lo estoy terminado). Mira que últimamente tenía un poco atravesada a Isabel Allende, pero es que sus primeros libros tienen una prosa muy rica y siempre se me ocurren muchas ideas al leerla. Eso sí, de las últimas novelas que ha sacado a la luz no quiero ni hablar.

No he pensado qué leeré a continuación, llevo tiempo esperando para conseguir Hijos de Heracles, y como mi cumpleaños llega en un par de semanas, he pensado en pedírmelo. De todas maneras, como ahora entro en plena etapa de exámenes, voy a andar más que justa de tiempo.

Estoy muy contenta. Analizando un framento de mi novela en Prosófagos, me he dado cuenta de que hay rinconcitos en los que puedo profundizar. Ha resultado un GPS literario estupendo. Además, el otro día, en el autobus, vi a una mujer que francamente era tal y como me había imaginado a uno de mis personajes. Tenía la expresión y facciones que había pensado para ella. Así que escribir sobre ella es mucho más fácil ahora que tengo una imagen tangible a que asociarla. Porque, ¿no os ocurre? Es posible imaginar vagamente a un personaje, y ver mucha gente que físicamente cumple solo algunos de sus requisitos. Pero... ¿ver al personaje? ¡Fue una maravilla! Y a mi me resulta un pasatiempo muy divertido esa tarea de asociación.

Por lo demas, veo que por aquí la vida sigue...

13 comentarios:

  1. Me alegra verte tan feliz^^

    Besotes y sigue así^^

    ResponderEliminar
  2. Hola Natalia, qué bien que estés más animada ^^
    A mí una vez me pasó algo parecido, y es una sensación tan rara... eso sí, lo de seguir a un hombre libreta en mano, no creo que esté bien visto, no? jajajaja
    Besucos! ^^

    ResponderEliminar
  3. De vez en cuando conviene leer otras cosas, observar (sin perseguir a nadie), que te digan cosas sobre lo que has escrito, pensar, relajarse, soñar. Tú misma lo dijiste en uno de tus post, artículos o como quiera que se llame lo que se publica en un blog. Lo has hecho y el resultado está a la vista.

    Me alegro que hayas recargado las pilas, cuando termines los exámenes entra con fuerza y verás como tu misma te sorprendes, y a nosotros, no te olvides.

    Un saludote
    Jesús

    ResponderEliminar
  4. Ichi, gracias, lo cierto es que no hay mal que por bien no venga. El bajón no ha sido para tanto, pero bueno, el desgaste es lo que tiene, y a veces hay que tomar medidas drásticas.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  5. Hola, Carol!!! Tanto como seguir, seguir... jajaja. Debo reconocer que me inspiró mucha curiosidad, pero bueno, simplemente fue reconocer una expresión en un rostro desconocido. Después la mujer se bajó del bus y pensé, qué cosas tiene la vida. ¡Pero de momento no pienso seguir a nadie :P !

    Besotes!!

    ResponderEliminar
  6. Jesús, me lo he tomado al pie de la letra: leo todo lo que puedo, observo (sin seguir a nadie) y trato de obtener opiniones y darlas.

    Lo más importante, supongo, es no forzar la máquina, que luego todo se resiente.

    Nos leemos en prosófagos!!

    ResponderEliminar
  7. Me alegra de que la terapia te haya sentado bien.
    Y sobre analizar nuestro entorno tropezando o en busca de personajes te diré que sí, que también me ocurre. Hay veces que veo el rostro de alguno de mis personajes y me asombra (pienso que podría valer para la peli, ja ja), y al revés, curiosear rostros peculiares y describirlos en algún momento de la novela tal y como lo recuerda mi memoria (alguna mueca crónica, gesto o movimiento distintivo). De hecho hice una entrada sobre este tema en mi blog "He salido a pasear", precisamente buscando en las personas y su ambiente, inspiración.

    Un fuerte abrazo, amiga.
    Mián Ros

    ResponderEliminar
  8. Me alegro de que estés animada. Cuando te dije, en tu post anterior, que escribes aunque sea por escribir, el revisar tu novela entra en el saco. Es más, lo veo más recomendable, porque cuando dejas algo arreglado, limpio, y te lo quitas de encima, te sientes más aliviado y te entran más ganas de escribir^^.

    Yo para mis personajes me suelo basar bastante en la vida real. Como no tengo mucha imaginación para crear personalidades, pues las cojo XD.

    ResponderEliminar
  9. MiánRos, ¡a mí también me pasa lo de las películas! Jajaja, ya ves, ni un libro publicado y ya con miras a la estrenar en la gran pantalla, haciendo castings al azar. Observar a las personas es muy interesante, se aprende mucho. Tengo que echar un vistazo a tu entrada, no recuerdo haberla leído.

    Un besote, y gracias por los ánimos!!!

    ResponderEliminar
  10. Sergio José, es verdad, no hay nada como dejar algo perrrfectoo!!!! jeje. Tengo ya algunos párrafos "escritos" en la mente, anotaciones, y ciertas cositas para pulir. Pero bueno, sabes cómo va esto... Tú mismo estás ahora corrigiendo como un poseso, y qué satisfacción da, ¿verdad? En fin, ¡que no se te agote el impulso!
    (Y yo, a ver s paso a leer)

    Abrazos!!!

    ResponderEliminar
  11. Hola Natalia,

    Sentir tu alegría por el descanso obtenido, nos contagia de emoción.

    Cuando uno se libera del estrés y vence los retos que la vida presenta, obtiene paz mental.

    Mantente en calma y obtendrás los beneficios creativos para el desarrollo de tu escritura.

    Un cordial saludo,

    Daniel DC

    ResponderEliminar
  12. Pues mucha suerte con esa novela querida naTTs, es difícil aceptar los cambios, pero creo que estás en el buen camino. En Prosófagos puedes encontrar pistas o detalles, pero no olvides que tu olfato e intuición son partes ineludibles del éxito... pero no me hagas mucho caso, que yo de esto no tengo ni papa.
    Besos, amiga.

    ResponderEliminar
  13. Hola Natalia, son varias la personas que se han cruzado en mi camino que han acabo como personajes de mis escritos (¡y ellos isn caberlo!). Es muy difícil inventarte a una persona de la nda, porque una persona se hace muchos recuerdos, experiencias y sufrimientos; un buen punto de partida es fijarse en los que nos rodean.

    Un saludo

    ResponderEliminar